Fic: No es cuestión de creer. (4)

Estándar

Título:“No es cuestión de creer”.
Autor u Autora: Winchester_Mcdowell
Calificación: Todo público

Nota: fue escrito durante el receso entre la tercera y cuarta temporada.
Resumen: Podríamos decir que es post-serie. Los hermanitos Winchester acaban de derrotar a Lilith y de paso han hecho desaparecer la sangre demoníaca de Sam. No puedo contar más. Sólo que eso les traerá cierta complicación.

Capítulo 4:


Sam no puede digerir las palabras.

“¿Qué?..” suelta un resoplido que quiere ser risa porque Missouri no puede estar hablando en serio. “¡Es mi hermano!” Missouri sólo lo mira de una manera que no le deja dudas de que lo dicho es la verdad.

Sam mira a su hermano en el otro extremo de la sala despejada, frente a la ventana. “¿Quieres decirme que él… se va a quedar así?”

“Él se irá, Sam… en cuanto esté listo”. El muchacho respira rápido y pesado, cambia el peso de su cuerpo de un pie a otro, manos en cintura, mientras espera encontrar lo que busca en el techo y las paredes de la habitación que en ese momento le asfixian. Al fin su mirada se detiene en Missouri.

“Pero… tiene que haber…¿No existe otra opción?” La mujer suspira.

“La hay… sólo si Dean quisiera quedarse…pero dudo que así sea. Su naturaleza lo está llamando”. A Missouri se le quiebra el corazón al ver la desazón en el muchacho. Le acaricia la mejilla y lo obliga a mirarla. “Sam, cariño, esto tenía que suceder algún día. En la batalla con Lilith, su misión se acabó. Debes dejar que se marche.”

 

Sam se deprime. No quiere acercarse a Dean durante el resto del día, no quiere acercarse a nadie más en realidad y se refugia en el garage rechazando también la compañía de Bobby que intenta darle algo de consuelo con su presencia.

Irracionalmente se dedica a ordenar las herramientas que allí encuentra y lo hace con tanta rabia que se puede escuchar el golpeteo metálico desde la casa.

Permanece en el garage hasta que oscurece y sólo entra al dormitorio después de comprobar que Dean está en la cocina. Se deja caer en la cama agotado física y espiritualmente, se hace un ovillo ridículamente grande en la cama, de cara a la muralla, y tras unos minutos en que su mente no sabe qué hacer para no pensar, cierra los ojos con toda la intención de dormir y olvidarse de todo. Pero no puede. También quisiera llorar porque va a perder a su hermano por segunda vez. Y tampoco puede. Entonces la mano blanca de un ángel se posa sobre su cabeza.  La presencia de Dean le da la calma que necesita, le hace dormir y cuando Sam despierta en mitad de la noche, su hermano está ahí, las alas recogidas a su espalda para poder sentarse en la cama contigua. Así, Sam vuelve a dormir pensando que todo es sólo un mal sueño, un pésimo sueño.

 

A la mañana siguiente, Missouri se marcha y Sam va hacia Dean que está sentado en un taburete alto de la cocina, frente a la mesa, mirando hacia la ventana. Sam lo observa un instante a la distancia y sí, debe reconocer que lo que ve allí, iluminado por algo más que la luz que llega desde el exterior, no puede ser otra cosa que un ángel. Se sienta frente a él, separado por la mesa, y lo observa un rato más con angustia, sintiéndose incapaz de comenzar a hablar todavía. Esta vez la serenidad en los ojos de su hermano-ángel no pueden hacer nada por él.

Y pensar que alguna vez Dean le dijo que no creía en los seres celestiales. Especula si está en su derecho de pedirle que se quede. Medita también en todo lo que ha sufrido Dean atrapado en su cuerpo humano y si acaso se le puede reclamar más.

Entonces le explica todo tal como se lo ha dicho Missouri. Dean le escucha con la cabeza un poco ladeada y ojos tan claros como el cristal. Sam se pregunta a ratos si realmente comprende sus palabras, pero aún así, continúa.

“No sé si recuerdas las cosas que viviste y sé que no tengo derecho a pedirte nada. Has sido mi padre, mi hermano y mi amigo”. Se atreve a poner una mano sobre la que Dean tiene arriba de la mesa. “Gracias”. Las lágrimas empiezan a correr por su cara hasta convertirse en frases hipadas que apenas le permiten terminar de explicarse. “Yo sé que esta vida no te ha tratado bien y debes estar ansioso de regresar a ese lugar de donde has venido, pero… si existiera la posibilidad… Dean…si fuera posible… si tú…” mira a su hermano-ángel <ojos de cristal, sonrisa serena, paz en el rostro que nunca ha tenido desde que lo conoce> y trata de sonreír entre los espasmos de los sollozos contenidos. No, esta vez no se va a comportar como el chiquillo malcriado y egoísta que le solicitaba el último puñado de cereales a su hermano cuando éste aún no había cenado. “No importa”. Baja la mirada y deja que la pena lo invada por completo. Dean parece por un segundo abandonar la expresión que le ha acompañado en los últimos días. Pone la mano libre sobre el brazo de su hermano obligándolo a levantar la vista y encontrarse con sus ojos. Sam deja escapar un sollozo. “Dean, tú siempre serás mi hermano”. Luego, se levanta de la mesa, va hacia la habitación de ambos y abre la ventana de par en par.

Esa noche duerme sobre un colchón en el cuarto de Bobby. No quiere volver a acercarse a Dean. No quiere saber cuando se vaya.

Capítulo 5

Un comentario »

  1. ¡Ay, Dios!
    Que primero que todo, eso de que Missouri le dijera que él era un ángel, que está volviendo a su verdadera forma, me dejó como: ajá, explícamelo.
    Pero luego, lo de que le dijera que se iba a ir, y Sam sin saber qué hacer con el golpe, y cuando no podía dormir y Dean fue donde él y lo tranquilizó y se quedó con él en la noche… y luego, cuando él le dijo que era su hermano y que si podía, y no pudo pedírselo…
    Ay, Dios! Que me hiciste llorar, así, saqué lágrimas leyéndolo.
    Ya vi tu replay… y qué cosas, fue la imagen del Dean alado lo que te hizo escribir de Supernatural? ¡Bien por las musas!
    Sigo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s