Cuento: “Lo imposible”

Estándar

Es tan cortito que ni siquiera le voy a poner cut.

 

Lo imposible.

-¡Dijiste que no era posible! ¡Dijiste que nunca iba a suceder!

Corría y gritaba de un lado a otro de la habitación y de la casa, con la voz en alto desgarrada por la angustia. Él la observaba con las manos muertas al final de sus brazos laxos, sin fuerzas, en silencio. El viento ya comenzaba a arrancar árboles a lo lejos. El cono negro succionaba todo a su paso y presionaba en sus oídos con la poderosa fuerza de su voz sibilante. No debería suceder. No aquí. Pero ahí estaba, indesmentible ante los hechos.

Cuando escucharon estallar los vidrios de las casas vecinas, se escondieron bajo la mesa. Ambos sabían que sería inútil, pero no había mucho más que hacer. Nadie estaba preparado para eso. Ella sollozaba con el rostro escondido, los brazos cruzados por sobre la cabeza, boca abajo. La miró con la impotencia incrustada en el rostro. Hubiera querido decirle algo diferente.

– Me equivoqué.

Ella buscó su mano a tientas sin levantar la mirada de su escondite. Y esperaron.

FIN.

Licencia de Creative Commons
Lo imposible by Marcela Ponce Trujillo is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.

 

»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s