Mis días en Rapa Nui (3)

Estándar

Aquí estoy de nuevo con otro post sobre Rapa Nui.

El siguiente destino fue AKAHANGA.

Allí pudimos apreciar una aldea típica sin restaurar. Las casas seguían la forma de un bote. La base,  HARE PAENGA, estaba hecha con “paenga” que son piedras volcánicas con un agujero donde colocaban las varas de madera que servían de esqueleto a la construcción la que luego cubrían con ojas de palma, totora, troncos, etc. Eran bajitas, 1.50 mts de altura y la entrada medía más o menos 40 cms. Sólo las usaban para dormir. Cabían entre 20 y 60 personas durmiendo verticalmente en posición fetal, enfrentadas una a la otra. Obviamente, no era allí donde hacían los hijitos.

Esto es un UMU PAE (si es que me estoy entendiendo bien los apuntes.) Se trata de un horno construido con especies de ladrillos de piedra volcánica colocados de canto, ubicado frente a la casa y en donde cocinaban en manera muy parecida a como se hace un curanto, es decir, se calientan las piedras volcánicas dejando un agujero al centro que se rellena con la comida. El calor de las piedras cocina los alimentos. En los primeros tiempos se cocinaba una especie de rata que trajo Hotu Matua desde la polinesia junto con gallinas, pescado y camote que es una papa dulce propia de la isla.

Ya les hablé en el otro post de las guerras que mantuvieron los habitantes de la Isla entre ellos durante más de dos siglos. Durante y después de las guerras, la gente vivió en cavernas como la que muestra la fotografía. Son cavernas creadas por flujos de lava. Recordemos que Rapa Nui fue formada por más de 80 volcanes, de los cuales 3 son los que le dieron la forma de triángulo: el Rano kau, el Ranoraraku y el tercero que no alcancé a anotar. Se supone que esta caverna se puede visitar pero justo el día anterior se había instalado allí una colmena de abejas y el asunto estaba un poco peligroso así que no, gracias. Dicen las malas lenguas que cuando la gente se quedó sin comida a causa de la guerra, comenzó a practicar la antropofagia dentro de las cavernas.

Éste es el moai que no es moai.
¿Por qué? Porque un moai no es un moai sino hasta que lo colocan en la playa mirando hacia la Isla y  le ponen los ojos. A este moai caído ni siquiera le habían hecho las cuencas de los ojos. La creencia era que una vez completos adquirían el poder sobrenatural, MANA, para proteger la Isla. Suponen que lo dejaron allí porque se acabó el material para trasladarlo (o sea, la madera) o simplemente porque estallaron las guerras.

Y lo dejaríamos hasta aquí por hoy.

 

parte 2

parte 4

Un comentario »

  1. Hola!
    Mae, pero todo se oye tan interesante, como el ser humano ha hecho las cosas en dondeestán, con lo que tienen, sus diferentes creencias, su historia y como quedan de ellas para la posteridad, eso de que tenían solo sus casas para dormir, como cocinaban la comida… y para qué eran las estatuas. Muuuuy interesante! Gracias por traerlo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s