Mis días en Rapa Nui (6)

Estándar

AHU TE PITO KURA y ANAKENA.

AHU TE PITO KURA.

Aquí se encuentra el último moai destruido por los guerreros y eso se sabe porque una expedición holandesa en 1828 fue testigo del hecho. Mide 11 metros y pesa alrededor de 100 toneladas.

Aquí también se encuentra una piedra esférica a la que llaman “el ombligo del mundo” y que se supone que es magnética. Como prueba la guía puso una brújula en su superficie y el aparato se volvió loco.La guía nos invitó a colocar las manos sobre la piedra para sentir su energía. Yo no sentí nada, sólo que estaba un poco tibia. Se dice que esta piedra fue llevada a la isla por Hotu Matu’a, el primer rey de la isla y quién lideró el grupo de maoríes que llegó a colonizar proveniente de una isla llamada Hiva. Como dato curioso, con el terremoto del 2010, el agua del mar subió de nivel hasta cubrir la roca. Afortunadamente, luego se retiró.

ANAKENA.

Aquí se encuentra el AHU NAU NAU donde se halló por primera vez un ojo de coral de los que lucían los moais cuando eran completados.
Además, fue aquí donde Thor Heyerdahl, el explorador noruego, encontró un moai femenino que ahora está en el museo de Hanga Roa (el cual no pudimos visitar puesto que el edificio se encontraba tomado por una familia pascuense por cuestión de reclamo de tierras). El el único moai femenino que se ha hallado y se piensa que representa a la hermana de Hotu Matu’a.

Al tercero de izquierda a derecha, le falta un pedazo de oreja y eso es porque a un “inteligente” finlandés se le ocurrió treparse a él y arrancarle el lóbulo para llevarse un “souvenir”.

Este otro es un moai que utilizó Heyerdahl para probar su teoría de como trasladaban estas moles hasta la playa. Luego de terminado el experimento, el moai quedó allí.

Y por supuesto, la playa ANAKENA, famosa por su arena blanca y suave oleaje. Es una de las dos playas de arena existentes en la isla. El resto del litoral sólo ofrece rocas y acantilados. La otra playa es OVAHE, que tiene arena rojiza. Se encuentra muy cerca de ANAKENA, sin embargo, con mi hermana no pudimos conocerla por falta de tiempo pues hay que llegar muy temprano y sólo se puede disfrutar de ella hasta el mediodía ya que se trata del cráter de un volcán cortado a la mitad y muy pronto la pared rocosa que queda a espaldas de la playa ensombrece el lugar.

Eso sería todo por hoy.

parte 5

Un comentario »

  1. ¡Hola!
    Ay, chica! Muchas gracias por seguir subiendo esto. En serio, más gente debería ver estas entradas, por Dios!
    Es que todo es taaaan interesante, la historia está por todo lado. Las personas y las rocas, todo tiene como esa mística de lo que pudo haber presenciado…
    Te confieso que fue lo de la esfera imantada lo que más me sonó, porque en Costa Rica, y tal vez entre los pocos países, tenemos esferas, enormes esferas redondas de rocas que hacían los aborígienes… y que no saben como ni porqué las hacían.
    ¡Rapa Nui y Costa Rica parecen unidos! Más en historia, en serio.
    Lo de que “la hermana” me ha gustado mucho. Al menos una femenina, algo es algo,
    Y la playa se veía tan linda, pacífica y como solitaria, como para uno solo… PRECIOSO!
    Qué bueno que pudiste ir con tu hermana, en serio! Y gracias por compartir esto con nosotros!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s