El gran incendio.

Estándar
El gran incendio.

Me duele hasta escribirlo, pero no se me ocurre otra manera de desahogar mi pena.

He pasado casi toda la noche en vela escuchando las noticias. Vivo en Viña del Mar, ciudad vecina a Valparaíso. Pero no es la cercanía la que no me ha permitido dormir sino la magnitud de la tragedia que se está viviendo allí.

Ayer, cuando bajé al centro de la ciudad con una amiga, el incendio era sólo una columna de humo por detrás de uno de los tantos cerros del Puerto. A las 5:40 AM del día siguiente, se han quemado seis cerros y el fuego aún no se apaga. Hay más de 2.000 damnificados, casas completamente arrasadas, cuatro víctimas fatales, cientos de mascotas calcinadas. Los bomberos no dan abasto y se espera otro día de calor.

Es horrible.

 

 

 

Pido a los creyentes, a los cristianos que oren por esta ciudad que ha sufrido tanto. Y a aquellos compatriotas que puedan cooperar con lo que sigue, la reconstrucción, desde ya nuestro agradecimiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s