Textos mínimos: “Mujer del puerto”

Estándar

Me acuerdo de las piernas de la Paulina, gruesas, firmes y bien formadas como columnas fuertes, tan desacordes con el resto de su cuerpo de bailarina; crecieron con cada escalón hacia su casa, allí donde las gaviotas se estrellan contra las ventanas y el mar ha perdido su aroma en favor de la quebrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s