Cuentos clásicos en cien palabras (o menos) (2)

Estándar

Éste es un cuento clásico de los hermanos Grimm. Para quienes no lo conozcan, AQUÍ está la versión que yo conocí cuando niña.

Se acomodó el vestido, demasiado ajustado para la danza; miró los enjoyados zapatos de tacón, tan distintos a sus zapatillas de baile. No iba a llorar; no está bien para una novia, más aún si es una princesa,  asistir a su propia boda envuelta en llanto. Si tan sólo ella y sus hermanas se hubiesen cerciorado de que bebiera el vino narcotizado, entonces el viejo militar no habría descubierto sus secretos y ahora no tendría que casarse con él. Con la cabeza erguida, avanzó hacia el templo donde le esperaba su futuro marido y se resignó a su suerte.

Las 12 princesas bailarinas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s